Blogia
La Piel del Tambor

Volví de vacaciones y en cuanto entré a trabajar ya empecé a agobiarme.Las cosas en mi trabajo nunca van especialmente bien,pero hay ocasiones en que todo empeora hasta un punto en que me pregunto si no tendrá que cerrarse el negocio y entonces que será de mí.

Aunque también es verdad,que ni siquiera sé si podré aguantar allí todo el tiempo que necesito.Ese trabajo es el único que podré compaginar con las clases del módulo y que me dará tiempo suficiente para estudiar.Así que tendré que mantener las fuerzas durante al menos año y medio más.

Pero es que va todo tan mal...mis compañeros se van asqueados de allí y mi jefe sigue sin querer meter a nadie a pesar de que tiene miles de curriculum y que hace falta,porque no tenemos personal,sólo nos quedan dos repartidores y una auxiliar,porque la otra se va en breve.

No quiero pensar,porque no quiero sentirme más abatida de lo que ya me siento.

Espero al menos conseguir la plaza en el instituto,eso me animaría un poco.

Todas mis energías al garete.Mis ilusiones se ensombrecen.

Me queda Borja,que me escucha.Pobrecito,lo que tiene que aguantar conmigo.Y siempre con la mejor sonrisa y con el mismo cariño.Siempre con ese abrazo,que nadie me ha sabido dar más que él,en que todo desaparece y puedo ser una niña pequeña que no tiene que preocuparse de nada,porque ya hay alguien que se ocupa de ella.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres